24/4/18

POLLO AL CHILINDRÓN

Hoy traemos un clásico de la cocina española: el pollo al chilindrón, una maravillosa especialidad de la cocina aragonesa, una receta de siempre que no puede faltar en tu recetario. Tenemos que reconocer que desde que lo probamos (una única vez), teníamos ganas de cocinarlo en casa, y ya era hora de presentarlo. Preparad pan, porque vais a mojar.


El pollo al chilindrón, no deja de ser un pollo guisado con una base de hortalizas y jamón, que dan ese color tan característico. Nosotras troceamos las verduras, y nos gustan que aparezcan así, casi fundidas en la salsa, pero si tenéis algún comensal (sobre todo niños), a los que no les guste encontrar estos tropiezos, podéis pasar la salsa por batidora y colar. En resumen, hoy tenemos un plato que perfectamente podéis preparar un día de fiesta, el resultado es un pollo jugoso y una salsa muy sabrosa, os encantará. Además, si sobra algo, podéis congelar, y así, ya tendréis la comida solucionada para otro día.


Ingredientes (4 -5 comensales):
1 pollo troceado
1 pimiento rojo
1 pimiento verde
1 cebolla
4 dientes de ajo
150g de jamón cortado en taquitos
2 tomates maduros
1 vaso de vino blanco
1 cucharada pimentón dulce
aceite de oliva 
sal
pimienta
agua

Creemos que como ocurre con casi todas las recetas tradicionales, cada cocinero tiene una forma distinta de prepararla. Nosotras, ¿cómo lo hicimos?:
Lo primero fue pedir al carnicero que nos pusiese un pollo hermoso, troceado. Lo salpimentamos y reservamos. En una olla pusimos un fondo de aceite y doramos el pollo, evitando que se queme. Lo sacamos una vez dorado, y lo reservamos.
En el mismo aceite (calcular que no sea mucha cantidad, por si tenéis que retirar un poco), pochamos las verduras. Ponemos la cebolla troceada, el pimiento rojo y el verde. Cuando empiece a ablandar, añadimos el ajo picado y el jamón cortado en trocitos. Se pochan a fuego bajo. Cuando las verduras estén pochadas, añadimos una cucharita de pimentón y removemos. A continuación añadimos un vaso de vino blanco y subimos el fuego para que evapore el alcohol. Se añaden los tomates troceados. Se sala (cuidado con la sal, el jamón le aporta sal, y el pollo esta previamente salado, id echando según vayáis probando, y rectificando).
En este momento, volvemos el pollo a la cazuela y lo cubrimos con agua. Se deja cocina a fuego lento unos 50 minutos (o cuando veáis que el pollo está guisado y la salsa concentrada), y listo para servir. Pues lo dicho, a coger pan y mojar!

fotos : sisters blog










No hay comentarios:

Publicar un comentario