6/6/16

TRIFLE DE ARÁNDANOS


Hoy os traemos un postre que preparamos en ocasiones, y que es sencillo a la vez que exquisito, según nuestro gusto. Se trata de un trifle. Es un postre vistoso, que se suele presentar en vasos o copas, compuesto de capas.  Su origen es británico y suele estar compuesto por bizcocho o galleta, sobre la que se colocan frutas diversas, cortadas en pequeños trozos, y en que se van intercalando cremas, natillas, o gelatinas.
Nosotros hemos hecho el postre con arándanos, unas galletas y yogur griego.
Así resulta bastante ligero, con lo cual es perfecto para una comida copiosa. Admitimos que es un trifle sencillo, pero no por ello deja de estar riquísimo.Además, los arándanos son un superalimento, con unas propiedades que lo hacen muy aconsejable para añadir a cualquier dieta.


ingredientes:
para la mermelada de arándanos:
1 kg. de arándanos
1/2 kg. azúcar
zumo de medio limón

para completar el trifle (por copa):
mermelada de arándanos
2 galletas maría
1 yogur griego
1 puñado de arándanos

fotos: sisters blog


Lo primero que preparamos es la mermelada de arándanos. Ya habíamos preparado una mermalada tiempo atrás, en concreto mermelada de moras... Hacemos lo mismo para preparar nuestra mermelada: colocamos los arándanos en un bol y añadimos el azúcar. Lo mezclamos y tapamos el bol durante una o dos horas. Transcurrido este tiempo, lo ponemos en un cazo junto con el zumo de limón a fuego medio, hasta que empiece a hervir. Bajamos el fuego entonces y lo dejamos otra media hora. La mermelada tendrá un tono violeta intenso, la envasaremos y la utilizaremos cada vez que queramos. 
Para preparar el trifle, en el fondo de la copa ponemos un poquito de la mermelada, bien fría, añadimos la galleta triturada, añadimos medio yogur griego bien batido. Pondremos una capa de arándanos, y echaremos la otra mitad de yogur, todo ello formando capas. Por último colocamos unos arándanos para decorar. Ya véis que sencillez y que exquisitez en un postre que os llevará nada hacerlo.

9/5/16

PATATAS ALIOLI

Os contamos cómo preparar la salsa alioli, que en este caso acompañamos con unas patatas fritas, pero que podéis emplear en un montón de aperitivos o con algún pescado, carne o pasta.


foto: sisters blog
Ingredientes:

Medio diente de ajo
1 huevo
una pizca de sal
zumo de limón
aceite de oliva
leche
perejil picado

Para preparar la salsa, es tan sencillo como colocar en un vaso de una batidora el ajo picado, el huevo, la sal, el aceite y un chorrito de limón. Se bate hasta que quede bien emulsionado. Una vez conseguida una salsa homogénea, la aligeramos finalmente con un poquito de leche. Freimos unas patatas, salamos y echamos la salsa acompañada de un poquito de perejil picado. Un aperitivo muy fresco y muy apetecible, sobre todo en estos días que empieza el calorcito. Hasta nuestra próxima propuesta!!

 .

24/4/16

PIMIENTOS AGRIDULCES



No podemos dejar pasar la oportunidad de enseñaros a preparar los pimientos morrones rojos de una manera diferente y espectacular. Además es una manera de iniciarse en la preparación de conservas.

No os llevará mucho tiempo y el resultado es óptimo para acompañar carnes, o incluso para presentar con alguna tostada. Sólo tienen un peligro: son adictivos. Ya nos lo diréis. Además, es ideal para aprovechar cuando los pimientos tienen un precio bajo. Las conservas aguantan un montón de tiempo sin abrir, y una vez abierta podéis utilizar durante 10-15 días.

Ingredientes:
1 kg de pimientos (salen más o menos dos botes)
1 taza de aceite de oliva
1 taza de vinagre de vino
1 taza de azúcar
1 cucharadita de sal


 
Lo primero que hacemos es lavar bien los pimientos, cortándo por la mitad para quitar el tronco, las semillas y los nervios. Se cortan en tiras no muy estrechas. Se colocan en una olla con un poco de sal, y se añade el vinagre, el azúcar y el aceite. Se ponen al fuego, y se dejan cocinar hasta que los pimientos estén justo con la consistencia que deseéis. No dejar durante mucho tiempo, porque pueden deshacerse. Nosotras los tuvimos aproximadamente 20-25 minutos con el fuego no muy fuerte.

Cuando  estén, se dejan enfriar en un bol, para después enfrascar. Se añade el aceite de cocción hasta cubrir por completo los pimientos. Se ponen los frascos boca abajo durante media hora para que hagan vacío. Y listos!! Están exquisitos.
fotos : sisters blog