1/6/15

ESTACA DE BARES




Hace un par de semanas, hicimos una pequeña escapada, improvisada y rápida hasta Estaca de Bares. Adentrarse en Galicia es siempre atractivo, además hacía tiempo que teníamos ganas de conocer este cabo, así que había que aprovechar la oportunidad. Se trata del punto más al norte de la Península Ibérica y es la frontera natural de  las aguas del Atlántico con las del Cantábrico.
Las vistas son espectaculares, así que merece la pena aguantar las embestidas del viento para adentrarse por el camino que lleva hasta los acantilados. Nuestra mayor sorpresa fue llegar a una zona costera y respirar un fuerte olor a vainilla, algo que nos llamó la atención ya que nos esperábamos ese olor característico a salitre. Enseguida nos dimos cuenta que ese olor lo desprendía la flor del piorno que rodeaba toda la zona, al encontrarnos a finales de mayo se encontraba en plena floración. Un arbusto que en otra ocasión pasaría muy desapercibido pero que en flor cubre toda la zona de un manto amarillo y un olor muy agradable en un entorno con mucha magia.

fotos: sisters blog

2 comentarios:

  1. Un lugar preciosos, sin duda...
    Besos
    Raquel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos los rincones de Galicia son preciosos y llenos de magia Bss

      Eliminar