24/7/13

LOS CROMOS DE LA PALMA




Un día de éstos, en plena charleta familiar, comentábamos lo largas que eran y son las vacaciones escolares de verano y cómo los niños están un poco más alborotados que de costumbre, sobre todo uno que nosotras conocemos muy bien.
No nos hemos podido resistir y nos vino un gran momento de añoranza al acordarnos de cuando éramos niñas y en verano nos pasábamos el día en la calle jugando a los cromos de la palma. Cromos que guardábamos en la caja de mantequilla de Tulipán o en el bote de Cola Cao y la ilusión que hacía amontonarlos bien con cierta estrategia para dar una buena palmada en la mesa  y que se diesen la vuelta el mayor número posible. Con más o menos habilidad tratábamos de ser unas campeonas y tener la mayor colección de cromos posible. De alguno de ellos, éramos incapaces de deshacernos: eran nuestros cromos de la suerte, los que nos hacían ganar muchos más...
Las nuevas generaciones se están perdiendo estas cosas. Aunque también está en la mano de los mayores acercarles juegos de otras épocas. Por cierto, confesamos que no ha hecho mucha ilusión encontrar estos cromos que recordamos que nosotras los teníamos idénticos y ya hace unos cuantos años ... ejem ... ejem.

8 comentarios:

  1. qué tiempos aquellos!!!

    ResponderEliminar
  2. Ay! que casi me saltan las lágrimas de la emoción de ver estos cromos. Yo también tenía alguno de estos. Quedamos para jugar? Belén

    ResponderEliminar
  3. recuerdo alguno de esos cromos a la perfeccion.... nos habrán dejado huella?

    ResponderEliminar
  4. Ahhhh!!! Me habéis hecho saltar una lagrimilla de nostalgia.
    Soy la mayor de cuatro hermanas muy seguidas y para mi, la niñez, fue una época maravillosa llena de juegos y risas.
    Bss.
    Mercedes.

    ResponderEliminar
  5. Ya, he regresado del pasado, al que me había llevado la contemplación de estos cromos, no son los míos, no?, son iguales, cuanto tiempo ha pasado...que bonito.

    ResponderEliminar
  6. Donde los habéis comprado??? Yo quiero para mis niñas...

    ResponderEliminar
  7. Aaaay!! Yo tengo una cajita llenita de esos, que me los regaló mi madre, que eran de cuando era pequeña! :D
    Yo soy más época tazos, ajajajaj

    ResponderEliminar