1/6/12

MASA DE PIZZA CASERA

Por fin llega a SISTERS la pizza, pero por partes... Empezamos por el principio: la masa. Os traemos una forma sencilla de elaborar la masa para pizza. Se trata de una masa ligera de pan enriquecida con aceite de oliva, que debe hornearse a temperatura elevada. Según parece debemos darle las gracias a los napolitanos por este manjar, ya que de allí es originaria, aunque las primeras pizzas eran tortas de pan  aromatizadas con hierbas y aceite. Con el tiempo se fueron añadiendo ingredientes, y aquí está el gusto de cada uno porque admite infinitos ingredientes. Nosotras iremos sacando nuestras favoritas en próximos post. 

Ingredientes para 1 pizza tipo familiar:
300 gr. harina (mejor si es harina de fuerza), 200 gr. agua,1 cucharadita de sal, 1 sobre de levadura fresca de panaderia , 1 chorrito de aceite de oliva virgen extra.


Pasos:
Para hacer la masa, primero mezclamos la harina con la sal y la levadura en un recipiente amplio (paso 1). Hacemos un volcán en el centro y se añade el agua templada (paso 2). Removemos bien con un tenedor hasta que quede una masa lisa que se desprenda bien de las paredes del recipiente (paso 3). Se añade un chorrito de aceite de oliva y se amasa con el tenedor (paso 4).
 


Se pasa a una mesa enharinada ligeramente. Se amasa bien, para que la masa quede elástica y suba bien. Para ello se aplasta y estira la masa con la base de la mano (paso 5), se va doblando la masa por la mitad y se presiona de nuevo con la base de las dos manos. Se repite el proceso de forma continuada durante cinco minutos. Se pasa la masa, que debe quedar lisa y elástica, a un cuenco (paso 6). Se cubre por completo con  un trapo limpio y se deja fermentar en sitio cálido durante 30-40 minutos, o hasta que doble su volumen. Según la temperatura ambiente,  puede tardar más o menos tiempo.


Una vez fermentada, pasa a la mesa enharinada y aplasta la masa con los puños suavemente para eliminar el exceso de gas formado en el interior. Estira la masa con rodillo sobre la mesa (paso 7), hasta que quede fina, máximo unos 3-4 mm. de grosor, dependiendo del resultado final que busquemos.
Si nos gustan pizzas muy finas y crujientes, deja reposar la masa en una bandeja de horno durante 10 minutos (paso 8), cubre con los ingredientes deseados y hornea a horno muy fuerte, 250º-290º unos 10 minutos, o hasta que quede crujiente y dorada.Si queremos una pizza de masa más gruesa y esponjosa, cubrimos con los ingredientes y horneamos a 220º unos 20 minutos.
 
fotos sisters blog


3 comentarios:

  1. Me encantan las masas de pizza finas y crujientes. Por la proporción de agua que lleva, esta es de las mias!! Me la llevo. Besos!

    ResponderEliminar
  2. Me gusta esta receta, me parece fácil y creo que la base de pizza da lugar a muchas posibilidades, yo voy a experimentar y hoy sobre la base pondre algo dulce.

    ResponderEliminar
  3. Hace unas semanas os descubrí y os tengo en reader...jajaja. Llegue hasta vosotras me parece que a través de María Calcetines.

    Me gusta la mezcla de entradas que hacéis.

    Un beso

    ResponderEliminar